::   REFLEXIONES   ::

SI NO ME DAS, NO ME QUITES

Hace unos días, una vecina compró una camioneta 2005 y como buena ciudadana corrió a pagar la tenencia y el cambio de propietario de ésta. Lo que nunca esperó fue enfrentarse al cobro de catorce conceptos diferentes... Y esta es su inaudita historia:

Le cobraron $6,067.82 por concepto de TENENCIA. Lo curioso es que a pesar de la infinidad de correos que me han llegado con la fotografía de una manta del presidente Calderón en donde a modo de promesa de campaña, se comprometía a eliminar la tenencia, dicho impuesto se sigue cobrando de forma indiscriminada a pesar de nuestros lamentos. Recuerdo que el mentecato que encabezó la Secretaria de Hacienda en el periodo de Fox, el señor Francisco Gil Díaz, le dijo a un estudiante universitario durante una conferencia que “los que no quieran pagar tenencia que se compren un cochecito viejo”. No conforme ingresé a la página de la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, y al ver publicada la LEY del Impuesto Sobre Tenencia o Uso de Vehículos, descubrí maravillado que a modo de nota se puede leer claramente: “Ley abrogada por Decreto "_self" DOF 21-12-2007 . Seguirá en vigor hasta el 31-12-2011”. Es decir que para gloria de todos los mexicanos, dejaremos de pagar TENENCIA en 2012, pero nadie nos ha dicho nada en los medios, seguramente será una bandera de la próxima campaña electoral del PAN... ¡Que calladito se lo tenían señor presidente! ¿Le tendrá miedo a Juanito?

Otro concepto a pagar fue el descrito como “Compra de Vehículos Automotores Usados”, en pocas palabras el cambio de propietario. Y con ese argumento le cobraron ¡7,993.78! Si justificar la tenencia como apoyo a la celebración de las Olimpiadas del 68 resulta ridículo, ¿con qué argumento se justifica la expedición de una boleta en hoja media carta, en donde dice que ahora fulanita es la nueva propietaria? ¿Cuánto cobran los altos funcionarios de Recaudación de Rentas, imprimen sobre lienzos de Picasso la boleta que te acredita como nuevo propietario, utilizan grapas de oro o te aseguran el carro y a tu familia en caso de desastres naturales con ese cobro? Yo tuve a bien aconsejarle que raspara la hoja con una moneda por si acaso se ganaba una casa del sorteo UABC. Curiosamente me acabo de enterar que a la Escuela de Invidentes de Tijuana, hasta hace un par de meses el Gobierno Estatal la apoyaba con cierta ayuda en especie, pero les acaban de decir que por la crisis ya no hay dinero, que lo sienten mucho. ¡Caray, con lo que le cobraron a mi vecinita podrían patrocinar a esta noble institución con al menos 79 bastones!

Finalmente mi amargura se convirtió en carcajada cuando vi que a esta mujer también le cobraron $1,342.38 pesos, descritos como el “15% de Impuesto Adicional para Educación Media y Superior”. ¡Es el colmo¡ Si extraoficialmente se sabe que en Tijuana más de seis mil estudiantes fueron rechazados de escuelas públicas por falta de cupo. No hay salones, no hay mesa bancos, no hay suficientes maestros y ahora descubro que por los conceptos antes citados, más “expedición de láminas”, “expedición de calcomanía”, “derechos de verificación fiscal”, “derechos de verificación de tenencia”, “impuesto para mantenimiento de vías publicas”, “donativo para cruz roja” y otros que ni leyéndolos entiendo: a un solo contribuyente le exprimieron del aguinaldo que aún no recibe, un total de ¡$17,579.00 pesos! ¿Por una camioneta de casi 5 años de uso?

P.D.: Con gusto le invito un cafecito y una rebanada de chocoflán a cualquier autoridad involucrada en esta tragicomedia o legislador, me de una explicación sensata de todos estos cobros que nos victimizan y me aclara el porqué, las instituciones de beneficencia que se acercan a pedir apoyo, sólo reciben una disculpa. ¡Señores funcionarios, si no nos dan, por lo menos no nos quiten!

jousinpalafox@hotmail.com

Jousin Palafox Silva, graduado de la Licenciatura en Derecho de la UABC, escritor y conductor de radio en Tijuana.

 

Volver