::   POEMAS   ::

VENDEDOR DE TIEMPO

Por una moneda se vende la tierra.
Por una moneda se vede la comida, el vestido y los placeres.
Y por una vil moneda se veden hombres y mujeres.

En qué horrendo negocio me he metido: vendo tiempo, compro alimento para sobrevivir otro día y vuelvo a entregar ocho horas de mi vida.

Vendo tiempo por dinero; ¡pero tiempo es lo que quiero!
Un minuto por un peso... ¿realmente valgo eso?
Si quiero tiempo ¿con qué lo pago? ¡El maldito dinero me lo ha robado!

Sí, así es... prostituí mi existencia. Le puse precio a mi vida y me llena de vergüenza.

No puedo comprender cómo es que me atrevo a entregar... momento, momento, ¡se me hace tarde para ir a trabajar! No había visto la hora, ¡que barbaridad! Mejor hasta aquí dejo este intenso y desgarrador poema, para llegar a tiempo a cobrar lo que me toca de quincena. Y así con el tiempo que arteramente me han robado, le pongo DVD, spoiler y rines nuevos a mi carro.

Yo sé que a lo mejor esto es un lujo caro, pero mi buen tiempo y esfuerzo me han costado.

Después de tanto fregarme, con orgullo digo: ¡¿a poco no lo tengo bien merecido?!

Jousín Palafox Silva

Poesía Inculta

 

Volver