::   POEMAS   ::

PEQUEÑITO AMOR

Eres mi amor pequeñito y entre más te tengo mas te necesito. Sin ti, mi vida estaría muy vacía. ¿Con quién jugaría, con quién pelearía?

Antes de que nacieras, vivía encarcelado por mi extrema y solitaria libertad. Hoy tu compañía, a veces caprichosa y obstinada me da felicidad.

Bebita mía, mi linda hermanita tímida y temerosa, si mi madre es mi Diosa, tu eres mi altar: la criatura en la que a Dios y a mi madre puedo encontrar.

Los años te devoran y tu infancia agoniza, pero para mí, siempre serás mi bebita: la niña más tierna, delicada y bonita.

Amor pequeñito, seguiremos creciendo y madurando pero mi amor por ti siempre será infinito. Te casarás con un hombre que te merezca —espero—, pero en este mundo cruel seguiremos de la mano, como lo que somos: hermanos. Pues somos los únicos compañeros del mismo destino y amor.

El tiempo pasará y en un futuro no muy lejano, tus hijos con júbilo "tío" me dirán y aunque me digan tío, para mí como hijos serán. Pero mientras llega ese día, tu sigues siendo niña. ¡Ríe, llora, baila, juega, sueña! Se dócil y obediente para aprender lo que hoy la vida te enseña y reclama, a través de la familia que tanto te ama.

Sigue siendo como eres, responsable y tenaz, pues te aseguro que así, como siempre lo has hecho triunfaras.

Te amo hermanita mía, eres parte esencial de mi existir. Mi riqueza es tenerte, mi salud es amarte y mi amor es por siempre acompañarte. Porque teniendo a mi lado a quien tanto amo, soy el más satisfecho hermano. Recuerda mi niña chiquita que de Dios eres mi mejor regalo.

Jousín Palafox Silva

Poesía Inculta

 

Volver