::   POEMAS   ::

MI SOL

Detrás de aquella montaña hay un sol. Un sol radiante amarillo, el mismo sol que vi mil veces cuando yo era niño. Pero ahora, ahora lo veo diferente, se ve obscuro, se ve rojo, se ve, se ve ensangrentado. Algo le ha pasado a mi bello sol. No sé, no sé quien es culpable, no sé cuál es la razón. Pero ahora esta rojo, parece que ha sangrado , se ve dolido, se ve... se ve frustrado. Qué será, Será acaso el poco verdor que hay ya en nuestros campos, no, no creo; será acaso el cielo obscuro sobre el que brilla, no, no creo, tampoco lo creo, él es más fuerte. Será que ha visto tata guerra tanta desolación tanta hambre tanta muerte en la raza a la que él le ha dado vida. No lo sé. Como saberlo, quisiera decir que quizá es la moralidad del hombre la que se ha obscurecido, y por ende nuestros ojos se han tornado obscuros, se han tornado rojos, rojos de sangre así como de ira, como de venganza, rojos de vileza, se han contaminado del mal espíritu del ser humano. Quizá el sol siga siendo blanco, amarillo radiante lleno de fuerza y de luz como lo fue en un principio cuando yo era niño, pero no, quizá soy yo el que lo ve rojo. El sigue igual quizá es mi raza la que ha cambiado, el sigue igual a él no lo toquen el es el mismo sol de cuando yo era niño. Quizá ese sol perdona, ese sol sigue dando vida, ese sol sigue siendo fuerte y jamás se niega a darnos un rayo de luz, una noche de descanso y un día de arduo trabajo. No, ese sol es el mismo, quizá son mis ojos los que han cambiado, envejecido, no soy viejo, aún soy joven pero mi corazón, mi alma se han envilecido, quizá el sol amarillo blanco y radiante sólo lo ven los santos pero, pero yo como saberlo, pero yo como saberlo si... si no soy santo y en verdad, en verdad no quiero serlo. Quizá ese sol no volveré a verlo y moriré viéndolo obscuro rojo, ennegrecido. Pero no soy santo, como serlo, no soy santo y en verdad no conozco a ninguno.

-Poema transcrito de una grabación improvisada y al momento.

Jousín Palafox Silva

Poesía Inculta

 

Volver