::   POEMAS   ::

MI ORACIÓN

Señor:

Amar es pecar y tú lo sabes. Porque cuando amas te olvidas hasta de ti mismo, al grado de que por la persona amada arrojarías tu vida a cualquier abismo.

Y es que vale la pena entregarlo todo por una criatura bella y buena. Una mujer tierna y sonriente, dulce e inteligente. ¿Qué más puedo pedirle a la vida si ella a mi lado está; cuánto más cerca puedo de ti estar si ella un beso me da?

La persona a la que amas es un mundo el ella misma, pues cada hombre a sí mismo se puede preguntar:

-¿Qué prefiero? Ver el cielo o contemplar sus ojos; degustar los más atrevidos manjares o saborear sus labios; sentir entre mis manos la fuerza de los ríos o enredar por un instante sus dedos con los míos; recibir el calor del sol a la ternura de su abrazo. ¡Valla!, ¿ser millonario o dormir una noche a su lado?

Y bien sabes tú Señor, que la respuesta estará siempre a favor del amor.

Señor, si amarla me quita el sueño, ¡concédeme jamás dormir! Si amarla es dejar de vivir, ¡permíteme morir! Señor, se bueno y hazle saber que la amo, se bueno y entrégame el amor de la mujer por quien todo lo hago.

Amén.

Jousín Palafox Silva

Poesía Inculta

 

Volver