::   POEMAS   ::

DOCE HORAS

Pongo mi rostro sobre tu cálido cuerpo y escucho la voz, el latir de tu corazón allí dentro. Habla a retumbos, un idioma en sentimientos que con mi oído no entiendo. Para comprenderlo debo acercar mi corazón al tuyo, apretar mi pecho contra tu pecho, y para entenderlo, dormir contigo al menos doce horas en el mismo lecho.

Doce horas inimaginables dedicadas solo a dormir y a escuchar; a burlarnos en silencio de la ironía de amar.

Doce horas, medio día, tus ojos, tus labios, tu corazón y su melodía.

Una noche, un día para estar solo contigo, sin preocupaciones sin prisas. Para tomar de ti lo que tienes para darme, lo que me hace falta, lo que quiero de ti: solamente tú, tu presencia y tu silencio.. Porque a ti no me arrastra conveniencia, soledad o desconsuelo, estoy contigo porque quiero.

¡De ti no quiero nada mas que a ti!

Jousín Palafox Silva

Poesía Inculta

 

Volver