::   POEMAS   ::

AMOR ENTRE NUBES DE VAPOR

Al abrir la puerta del baño te encontraste con un ambiente inesperado, estabas sorprendida y satisfecha, te veías profundamente agradecida sabiéndote por un hombre tan querida.

Para ti cubrí el recinto de velas y la luz del fuego daba deliciosa textura a tus caderas.

Recuerdo bien que el perfume de tu piel era el incienso que convertía el ambiente en un sueño excelso.

Tu cuerpo entero se humedecía en tibia agua y tus labios enrojecían sabiéndote deseada.

Enjabonaste tu cuerpo despacio, sin prisa, la espuma era tu única lencería y fantaseabas esperando lo que aquella tarde sucedería.

Con el murmullo del agua como único testigo lentamente y con ambas manos te liberé de tu espumoso vestido.

En absoluto silencio para no ser descubiertos, entre miradas y gestos entrelazamos los cuerpos. Yo quería ser tuyo y tu querías ser mía, deseábamos que ese momento durara toda la vida.

En la penumbra de aquella habitación, envueltos en nubes de vapor, con un beso dulce comenzamos nuestro acto de amor.

Y en verdad hicimos el amor... lo hicimos con los ojos, las manos, el vientre, el corazón y las piernas. Nos entregamos con el alma, el espíritu y palabras tiernas.

Mordiéndonos los labios y con un gesto reprimido los dos alcanzamos la gloria. Supimos que ese instante marcaba nuestro amor y nuestra historia.

Yo no sé como es el cielo mi cielo, pero si se parece en poco a aquel momento que contigo viví, créeme que desde entonces deseo morir.

Apretando mis manos que descansaban sobre tus húmedas caderas, casi sin aliento hicimos una promesa. Tu dijiste "mi amor soy tuya, nunca me dejes" y yo respondí "mi vida soy tuyo, sólo tú me mereces".

Jousín Palafox Silva

Poesía Inculta

Copyright © Jousín Palafox Silva

 

Volver